sábado, 12 de enero de 2008

Insolación

No, no es verdad.

Que el cénit me cante el verano en el coco,
y yo caminante basculante pegado a una botella y sin sombrero,
(sudante empero) clamor de más horas para mis pies, propongo.

No, no es cierto, no es así como me canso,
sino: del silencio en las noches,
sino: de la velocidad que indispone,
y de otras cosas más que, no vale citar acá
o allá, como debió decir la canción,
según corrige la flor.

¡Salud!, digo entonces,
y sigo la ruta de la piel tostada,
y la nona en la parada,
a enloquecer de nuevo.

(prrr)

"Después de tí", Coda 3 en "2387", 1994