lunes, 29 de julio de 2013

La elefanta y el palomo

Le dijo la elafanta al palomo:
Quisiera mi amor siguiera siendo mi prenda encantada. 
Morada segura a que vuelva cobijame en ternura. 
De reproche, solo, la demora.

(silencio)
¿Qué le dice el miedo a la necedad para cambiarle su vestido este invierno?
No es necio el frío. 
Fría es la cobardía que se resiste al embeleso de un conjuro.
No de palabras y razones.
Sino del misterio que esconden los besos.